sábado, 9 de julio de 2016

Reseña (película): Zoolander 2

  • Nombre: Zoolander 2
  • Director: Ben Stiller
  • Protagonizan: Ben Stiller, Owen Wilson, Penélope Cruz, Kristen Wiig, Will Ferrell
  • Año: 2016
Esta reseña contiene spoilers (aunque da igual, porque este engendro no tiene pies ni cabeza).

Bien, esta reseña va a ser un rant más que nada, porque esta película me dio rabia. Física rabia, porque me hizo perder dos horas de mi tiempo (aunque no es que haga nada productivo, pero bueh). Intentaré explicar por qué.

¿De qué trata Zoolander 2? Diez años después de la primera película, Derek Zoolander y Hansel se han retirado del modelaje, después de un accidente que mató a su esposa Matilda, hirió a Hansel, y casi mata a Derek y su hijo Derek Jr. Sin embargo, tras una serie de asesinatos de celebridades famosas, es contactado junto con Hansel para volver a las pasarelas en Roma. Sin embargo, una vez allí, se verán envueltos en un complot de espionaje de la moda internacional y una misteriosa profecía sobre el Elegido, descendiente del modelo perfecto, guiados por la agente Valentina. Además, Derek intentará recuperar a su hijo y Hansel intentará averiguar quién es en realidad.

Espías. Pues sí. Es el Cars 2 de Zoolander.
oh, no.
Bien, veamos: la premisa no es mala como tal. No es peor que la de la primera Zoolander, que al menos era una película simpática y absurda dentro de lo que cabe. Pero esta secuela falla en todo lo falible.

Lo que intenta la cinta es darle más seriedad y profundidad a los personajes de Derek y Hansel, haciéndolos preguntarse quiénes son toda la película y añadiendo una segunda trama en la que Derek intenta recuperar a su hijo, que le fue quitado por servicios familiares. Vale, buena intención, pero lo que ocurre es que hicieron todavía más estúpidos a los dos. Exageradamente. Y aparte de estúpidos, odiosos, sobre todo el propio Zoolander: se burla de los gordos, transexuales (esa escena fue algo espeluznante, en realidad) y se comporta como imbécil con su propio hijo. No puedo creerme el desarrollo de personaje que intentan hacer si ese mismo personaje lo deshace a la siguiente escena.

Además, están los personajes de Todo, Don Atari y Alexanya Atoz, unidimensionales, incómodos y patéticos, no aportan nada a la historia. Me hicieron hacer ugggh cada vez que aparecían.
Ese/a es Todo, interpretado por... Benedict Cumberbatch?? Quién lo diría.

La historia como tal es normalita, no se aleja demasiado del molde de espionaje, con la espía sexy y exótica, los villanos extranjeros, las locaciones internacionales y la conspiración secreta. Pero en dicha historia tratan de mezclar demasiadas líneas argumentales: el hijo de Derek, la separación de Hansel de su familia de orgía (no pregunten), la muerte de las celebridades, el regreso de Mugatu, el enemigo de Derek, el regreso de ambos al modelaje, su búsqueda por encontrarse a sí mismos, y una supuesta profecía del Elegido. Es como Batman vs Superman, pero más estúpido. Al final todo es resuelto de manera apresurada e ilógica, diciendo que las celebridades trataban de proteger al hijo de Derek, que es el Elegido de una estirpe milenaria de modelos perfectos (?). Y Mugatu en realidad sólo quería matar a Derek y a un grupo de diseñadores famosos con la excusa de encontrar al Elegido (??). Y Sting es el padre de Hansel.
Vergüenza, Sting. Vergüenza.
Otra cosa es que la trama se ve opacada casi por completo por los cameos y apariciones de estrellas. Katy Perry, Kiefer Sutherland, MC Hammer, Ariana Grande (que sale de látex masoquista, eso se aprecia), Sting, Kate Moss... hasta sale Neil DeGrasse Tyson! (en uno de los pocos chistes buenos del filme). En un momento empecé a preguntarme si no estaba viendo Una loca película épica, con tantas celebridades gratuitas. ¿Lo bueno? Justin Bieber muere.
SÍ.
¿Cosas buenas? La verdad, sólo Penélope Cruz. Esa mujer es despampanante, y además es uno de los personajes que tienen algo de inteligencia, aparte de Derek Jr.
Hmm, algunos chistes ocasionales (la aparición de Neil DeGrasse Tyson, la fuga de Mugatu), y la escena en la que se encuentran ambas familias de orgía de Hansel (no pregunten). Y Will Ferrell, que sigue siendo desquiciado en su papel de Mugatu.




¿Vale la pena? Depende. Habrá quien le guste su humor patetista, pero en lo particular a mí no. Se toma demasiado en serio a sí misma, al contrario que Zoolander. Es una película de esas que pasan los domingos a las 4 en un día caluroso. 

En fin.
CALIFICACIÓN: 2.6/5




No hay comentarios:

Publicar un comentario